Embalaje de protección

Coplasem dispone de una amplia variedad de artículos, para la correcta protección de la mercancía durante el almacenamiento y transporte. Éstos son algunos de nuestros productos de embalaje de protección para garantizar el correcto almacenaje y transporte de mercancías.

Mostrando todos los resultados 7

¿Quieres saber más sobre nuestro embalaje de protección?

El embalaje de protección es la solución perfecta para asegurar el cuidado de la mercancía a almacenar o transportar. Con ello, debemos de proporcionar la mayor garantía para que esta llegue en perfecto estado a su lugar de destino. Es importante considerar el nivel de fragilidad del medio de transporte y productos a trasladar mediante el uso de un buen embalaje de protección. Sin embargo, existen ciertos factores determinantes que condicionan nuestra decisión final y nos hacen dudar en nuestra elección.

La fragilidad de nuestra mercancía y las circunstancias en las que esta vaya a ser trasladada, son dos de los elementos más importantes que toda empresa deberá tener en cuenta. Para ello, conviene considerar las siguientes características:

1.Fragilidad de la mercancía. 

2.Método de transporte.

4.Temperatura ambiente del lugar de almacenaje

3.Resistencia del material de embalaje.

En base a los factores mencionados, podremos elegir la solución de embalaje que mejor se ajuste a las necesidades de nuestros productos. Para ello, debemos saber las características que nos ofrece cada opción. A continuación, explicamos algunas de las opciones más demandadas:

Cajas de cartón

Debido a su ligereza, resistencia y ahorro en costes, las cajas de cartón son a día de hoy, una de las soluciones de embalaje más empleadas en el sector industrial. Tanto su versatilidad como su función biodegradable son los factores más importantes a destacar:

-Reducción de costes de almacenamiento.

-100% reciclable

-Producto biodegradable (gran capacidad de degradación)

-Gran versatilidad

-Fácilmente personalizables

Cajas de cartón corrugado 

Si nuestro objetivo consiste en conseguir una gran resistencia en el embalado, las cajas de cartón corrugado serán la solución de embalaje perfecta. El empleo de las cajas de cartón corrugado en el sector industrial es muy variado. Debido a su gran variedad de diseños, cabe la posibilidad de personalizarlas mediante la implementación de uno o más refuerzos. Cuanto más láminas de papel ondulado añadamos, mayor será su resistencia.

Cajas de cartón personalizables

El estampado serigrafiado es un recurso muy empleado a la hora de personalizar cajas de cartón con el nombre o logotipo de la empresa. Nos permitirá personalizar superficies onduladas/ corrugadas a bajo coste. Además de la impresión digital (técnica muy empleada para tiradas cortas debido a un coste más económico), la preimpresión (método llevado a cabo en la bobina de papel), la flexografía (método de impresión directo) y la impresión en offset (impresión indirecta) , son otras técnicas bastante frecuentadas en tiradas más largas; tanto en grandes empresas como en el sector industrial. 

¿Es posible calcular el peso que una caja de cartón puede llegar a soportar?

En el caso de las cajas de cartón, la capacidad de contención de peso y su calidad son dos conceptos que van de la mano. Todo dependerá del diseño y características de la propia caja. El material, dimensiones y grosor nos ayudarán a aproximarnos a la idea de peso que nuestra caja de cartón será capaz de soportar. Para ello, recomendamos tener en cuenta lo siguiente:

H3- ¿Qué elementos determinan la calidad de una caja de cartón?

  • El grosor de la caja de cartón (factor principal para calcular la resistencia de nuestra caja): En el mundo del embalaje, es muy frecuente el uso del término “canal” para clasificar la relación grosor – peso de nuestro embalaje. Los canales simples (con capacidad de <20 kg), los canales dobles (con <70kg de capacidad) y los canales triples (con capacidad de <350kg), diseñados con refuerzos de papel kraft; son la opción más adecuada para transportar mercancía delicada (como cristales y cerámica) en trayectos de larga duración. Cuanto mayor sea el número de capas, mayor será la estabilidad de la caja de cartón.
  • La resistencia a la comprensión: El método ECT (“Edge Crush Test” o “Prueba de Aplastamiento de Bordes”, en español) sirve para medir la resistencia y el peso máximo que una caja de cartón puede llegar a soportar. De esta forma, las empresas pueden asegurar la resistencia de sus cajas de una forma más precisa.

 ¿Son las cajas de cartón biodegradables?

Efectivamente. El cartón es un material biodegradable. De hecho, también es reciclable; por lo cual, puede ser reutilizado en un sinfín de aplicaciones. En el sector industrial son muy habituales los rollos de papel elaborados con cartón reciclado, los pallets de madera prensada y los sobres de cartón. Los estudios afirman que los productos de embalaje de cartón diseñados con materiales biodegradables pueden llegar a reducir hasta un 60% las emisiones de CO2 a la atmósfera. De hecho, su proceso de degradación aumenta en ambientes húmedos. Como media se estima que una caja de cartón puede tardar en descomponerse en periodos de un año como máximo (debido a su composición de celulosa; un material que no tarda mucho tiempo en descomponerse). 

Plástico de burbuja

Cabe destacar que no todos los embalajes de protección poseen la misma capacidad de amortiguamiento. A diferencia de las cajas de cartón, el plástico de burbuja ofrece un mayor amortiguamiento para proteger artículos frágiles. Dependiendo de su tipología ofrecerán diferentes niveles de protección.

A diferencia de las cajas de cartón, el plástico de burbuja -también conocido como plástico alveolar- dispone de una capacidad de amortiguación mayor debido a su sistema de burbujas de aire. Funciona como elemento amortiguador para proteger elementos que requieran de un cuidado mayor debido a su gran fragilidad. De hecho, si disponemos de varios productos en una misma caja, el plástico burbuja evitará que los artículos choquen entre sí.

En Coplasem distribuimos plástico burbuja PBD (Polietileno de Baja Densidad); un material resistente a los cambios de temperatura, impermeable, de aislamiento y cumple con una función protectora ante golpes, rasponazos y ralladuras. Es una solución de embalaje eficaz muy usada en el sector industrial, mudanzas y reformas. Posee una gran capacidad amortiguadora; perfecta para los productos más frágiles.

Tanto los productos de cerámica, electrodomésticos, elementos electrónicos o lámparas son frecuentemente envueltos con este tipo de embalaje. A continuación, explicamos varios de los modelos de plástico burbuja más empleados:

Plástico de burbuja de lámina metalizada (aluminio)

Una de las ventajas principales del plástico burbuja con aluminio (plástico metalizado) es la posibilidad de controlar/ regular la temperatura de nuestros productos ante la humedad y temperaturas extremas. De esta forma, evitaremos el deterioro de productos delicados como pueden ser ciertos alimentos, líquidos, obras de arte delicadas, documentos antiguos…

Plástico de burbuja antiestático

El plástico burbuja antiestático es empleado para proteger piezas, productos y herramientas eléctricas ante cargas de electricidad estática. Por lo general, es un producto muy recurrente en la industria eléctrica y sirve para embalar artículos de tamaños y funcionalidades muy diversas; desde pequeños dispositivos móviles, instrumentos eléctricos cotidianos como el secados o planchas e incluso para el transporte de maquinas eléctricas de uso industrial.

Plástico de burbuja con refuerzo de papel kraft

En los servicios de envío por correo es muy habitual el uso de plástico de papel burbuja con refuerzo de papel kraft. De esta forma preservaremos la confidencialidad del contenido de nuestro paquete evitando su visión interior y la transparencia del plástico burbuja. Además, el papel kraft también evitará el traspaso de la humedad hacia el interior de nuestra mercancía.

En caso de transportar materiales peligrosos que requieran de un cuidado muy especial por motivos de seguridad; como bien es el caso de los productos químicos o diversos tipos de materiales inflamables, desde Coplasem recomendamos el uso de el sobreembalaje overpack. De esta forma, nuestro embalaje permanecerá señalizado como “mecancía peligrosa”. Un factor imprescindible, para que el artículo sea trasladado de una forma cuidadosa hasta su lugar de destino.  A su vez, es importante tener en cuenta la normativa IATA (normativa sobre mercancías peligrosas), a la hora de transportar este tipo de artículos. 

 Sacos hinchables para uso industrial

Los sacos hinchables o colchones de aire son una de las alternativas más empleadas para estabilizar cargas de productos en el almacenaje industrial. Sirven de relleno a modo de cojín de aire en aquellos huecos donde la mercancía pueda caer, chocar y romperse. De esta forma, evitaremos el posible impacto -de movimientos longitudinales y/o verticales- de los productos tanto en almacenes como en cualquier medio de transporte. Su uso nos proporcionará una infinidad de ventajas siendo el ahorro de costes una de las más destacables. Gracias a la gama tan amplia de funcionalidades que estos sacos ofrecen, son muchas las industrias que hacen uso de ellos en su actividad diaria. A continuación, destacamos las funciones más subrayables:

  • Ahorro en costes económicos
  • Seguridad
  • Reutilizables
  • Rapidez de hinchado
  • Función adaptable
  • Elaborados con material reciclado

Debido a la gran variedad de opciones, estos sacos pueden usarse tanto para proteger las partes superiores inferiores y laterales de la mercancía. Resulta que dependiendo del nivel de movimiento de cada medio de transporte, el género a proteger se tambaleará en diversos niveles de intensidad. Los trenes y barcos suelen ser los medios que suelen ocasionar más daños mientras que los aviones son la opción de transporte más segura debido a su baja intensidad de movimiento. 

Máxima seguridad: 3 complementos indispensables para nuestro embalaje de protección

  • Cantoneras elaboradas con material reciclado: resulta que mediante las cantoneras elaboradas con material reciclado, conseguiremos aportar una rigidez mayor, además de proteger las esquinas de nuestro mercancía ante contusiones.
  • Intercaladores antideslizantes para palets 100% reciclables: es bastante probable que a la hora de transportar una carga, esta se deslice sobre el palet y termine resbalando hasta impactar contra el suelo. Para evitar esta situación, los intercaladores antideslizantes (disponibles en medidas de palet americano y europeo) cumplen con una labor muy importante; aumentarán la estabilidad de la carga y seguridad de los trabajadores ya que reducirán la probabilidad de accidentes de trabajo. Además, no olvidemos que es una opción 100% reciclable y evitaremos el uso de otros elementos para embalajes elaborados con materiales plásticos que cumplan con su misma función.
Relleno para embalajes de poliestileno expandido: si deseamos aumentar la amortiguación de nuestro embalaje en cajas de cartón, el relleno para embalajes de poliestileno expandido será la solución perfecta. Acolcharemos y aislaremos el producto de una forma segura, económica y eficaz.

Mostrando todos los resultados 7