Sacos de polietileno

Fabricamos sacos de polietileno (PE) de boca abierta o con sistema de llenado tipo válvula. Coplasem posee una experiencia de más 25 años en la fabricación de sacos de válvula, con una capacidad de producción de 500.000 sacos mensuales. Nuestra principal característica es la versatilidad, nos adaptamos a sus necesidades, no al revés. La capacidad productiva nos posibilita la entrega de sacos con rápidos plazos de entrega.
Saco de polietileno con válvula está diseñado para permitir un envasado de los productos de una forma rápida y fácil en una instalación de ensacado apropiada para este tipo de envase. La válvula permite el llenado del saco y a la vez impide que el producto envasado pueda salirse, ya que con este sistema la válvula se cierra automáticamente una vez que el saco se retira de la máquina de llenado, logrando que el producto quede envasado en un saco estanco sin necesidad de cerrarlo térmicamente o cosiendo su boca, obteniendo de esta manera un significativo ahorro de tiempo. El saco de válvula, una vez lleno, forma un bloque fácilmente apilable. Somos especialistas y con una larga experiencia en la fabricación de este tipo de envases. Empresas muy importantes nos confían el envasado de sus materiales. Son muchos los sectores industriales que abarcan los sacos del válvula, como empresas mineras, refractarios, granzas, recicladores, químicas, dolomitas, carbonatos, abonos, cemento cola, sal, ... Nuestros sacos también son demandados por clientes que fabrican SUSTANCIAS PELIGROSAS o TÓXICAS y necesitan un SACO HOMOLOGADO para su transporte según la legislación vigente. Queremos ofrecerles soluciones sencillas y apropiadas en cada caso y un trato directo poniendo los medios necesarios para ello. Los sacos de válvula se pueden fabricar en materiales monocapa o laminados, en función del producto a envasar. Todos nuestros sacos son reciclables y biodegradables. Disponemos de diversas opciones de personalización:
  •  Tratamiento antiUVI
  •  Material de coextrusión. (multicapa)
  •  Saco con cargas antideslizantes o gofrados
  •  Sacos con material reciclado
  •  Serigrafia personalizada
  •  Microperforado en saco
  •  Sacos con material anti-estático
  •  Sacos de Eva (bajo punto de fusión)
  •  Sacos homologados para el transporte de mercancías peligrosas
Fabricamos sacos PE con sistema de llenado tipo válvula de varios modelos, adaptados a cualquier envasadora.

Mostrando todos los resultados 7

Mostrando todos los resultados 7

Artículos sobre Saco con boca abierta y doble fondo plano

Cómo reciclar los sacos de rafia
Saco de rafia Coplasem
De entre todos los tipos de sacos, los sacos de rafia son sin duda de los más resistentes. De modo, que si estás buscando algún tipo de bolsa o embalaje de gran capacidad y que además sea resistente y seguro, los sacos de rafia son sin duda lo que estabas buscando. Además, en este artículo de Coplasem aprenderás cómo reutilizarlos y darles una segunda vida.

¿Qué es la rafia?

Antes de ponernos a hablar sobre cómo reciclar los sacos de rafia, creemos importante explicar qué es exactamente la rafia y cuáles son sus propiedades. La rafia es un tipo de hilo de fibra natural o sintética, que se obtiene de una planta que proviene de África. Se obtiene a partir de la extrusión (moldeado y aplanado) de esta planta o en caso de tratarse de la versión sintética, de las poliolefinas: mezcla de polietileno y polipropileno. Es considerado un material muy resistente, grueso y flexible y gracias a sus propiedades es un idóneo para la industria textil, la fabricación de sacos, tapices y demás objetos de decoración.

Los sacos de rafia

Los sacos de rafia o sacos de polipropileno, al estar confeccionados de este fuerte material, son sacos de una gran resistencia. El sellado de estos sacos de rafia se hace a partir de una costura reforzada de hilo lo que le proporciona un alto grado de hermetismo. Además en Coplasem te ofrecemos varias opciones o posibilidades para poder tener tus sacos de rafia a medida: podrás elegir si deseas añadirles un laminado interior o una bolsa interior de polietileno que los protejan de fugas e incluso podrás añadir a tus sacos un sistema de llenado por válvula.

¿Cómo podemos reciclar los sacos de rafia?

Como habrás podido comprobar la rafia es un material completamente resistente y versátil. Pero lo mejor es que podrás reciclar tus sacos de rafia convirtiéndolos en cualquier cosa. ¿Estás preparado para las maravillosas ideas que encontrarás a continuación?
  • Cestos de rafia

Uno de los clásicos en cuanto a manualidades con rafia o fibras naturales, son sin duda los cestos. Y, porqué no utilizar nuestro saco de rafia para darle una segunda vida a modo de elemento de almacenaje. Estas cestas son realmente útiles, ya que podremos guardar objetos de todo tipo en su interior: alimentos, joyas, toallas, etc. Además, nos servirán como elemento decorativo. Podemos dejarlas en su color natural, o bien añadirle color, ¡a tu gusto!
  • Bolsos o bolsas de rafia

Otro uso clásico de la rafia consta en la realización de bolsas o bolsos partiendo de nuestro saco de rafia. Primero, elegiremos una plantilla con la forma y tamaño que queremos que tenga nuestra bolsa o bolso. Después solo tendremos que cortar el trozo de rafia siguiendo la plantilla, coserlo, y añadir los elementos que queramos: asa, abalorios, hilos de colores, etc.
  • Elementos decorativos con rafia

La rafia, es un material perfecto para crear tus propios elementos decorativos. Entre otros, podemos fabricar adornos para distintas celebraciones. Por ejemplo, en Navidad, combinando la rafia con elementos de la naturaleza como hojas, flores, etc., crearemos guirnaldas o coronas navideñas perfectas para decorar nuestro hogar en esta época. Otra posibilidad de este material, por ejemplo, es decorar portavelas o centros de mesa, de esta forma aportando a estos elementos un aspecto más artesanal. Utilizando la rafia como un lazo decorativo y combinada con algún color, obtendremos ese toque natural.   Como ves, los sacos de rafia pueden tener infinitas vidas: son de lo más versátil. Así que no te pierdas todos los tipos de sacos de rafia que te ofrecemos en Coplasem ¡Hazlos a tu medida! Visita nuestra tienda online y haz tu pedido.
Sacos de rafia, para qué son y por qué son tan resistentes
sacos de rafia Coplasem
Los sacos de rafia o sacos de polipropileno se caracterizan por su gran resistencia debido a su material, la rafia. Esta, consta de un hilo de fibra sintética que se consigue mediante la extrusión de dos materiales: PP (polipropileno) y PE (polietileno). Los sacos fabricados con rafia, son un embalaje válido para todo tipo de productos, ya que son resistentes incluso en el caso de los sacos de gramaje más ligero. En Coplasem ofrecemos sacos de rafia adaptados a tus necesidades, ya que disponemos de diversos tipos. Si quieres saber para que sirven estos sacos y sus ventajas, sigue leyendo este artículo.

Rafia: un material resistente

Estos sacos están fabricados con rafia: un versátil material que habitualmente encontramos en el mundo del embalaje, sobre todo en bolsas o sacos. Su fabricación consta en el moldeado de plásticos, polipropileno y polietileno. Este moldeado o extrusión se consigue mediante una determinada temperatura y altas presiones. El polipropileno se caracteriza por su gran resistencia, ligereza y flexibilidad. Las bolsas o sacos creados con este material, son válidos para diversos ámbitos y funciones.

Usos de los sacos de rafia

Como hemos mencionado antes, se utilizan como embalaje para diversos ámbitos debido a su alta resistencia. Lo observamos como empaque de productos orgánicos: arroz, pienso, semillas, harinas, cereales, etc., tanto como en el caso de algunos productos químicos, material de construcción, por ejemplo. De hecho en las obras y/o reformas, es habitual ver este tipo de sacos para recoger los escombros. También se pueden utilizar dentro del hogar, para mantener el orden y la limpieza, tanto dentro como fuera de casa: en el jardín, garaje, trastero, etc.

Ventajas de los sacos de rafia

Los sacos de este material nos ofertan muchas ventajas. Para empezar, gracias a la alta durabilidad, permiten su reutilización. Y es por eso que el uso de este tipo de sacos nos supone un ahorro tanto como en la compra, como en la producción. Además son muy resistentes, por lo que soportan el proceso de estiba, transporte de productos y el periodo en el almacén perfectamente. Son un envase muy seguro para cualquier producto, ya que además de su destacada resistencia, son permeables al aire. Son una barrera contra el polvo y la humedad, lo cual es vital para la óptima conservación de los productos en su interior. Además, si queremos añadir algún logotipo, fotografía o texto informativo en la superficie, la tinta no se filtrará al interior. Por último, cabe destacar que los sacos de rafia están laminados interiormente. Es decir, no solo están formados de PP (polipropileno). Para otorgar una mayor protección, dispone de una bolsa interior de PE (polietileno). De este modo también obtendrá una mayor seguridad, ya que los dos sacos quedarán cerrados por separado de un modo independiente. De modo que no cabe duda de que los sacos de rafia son un embalaje óptimo en cuanto a resistencia y ligereza, además de ser un producto económico.

Cierre eficaz

El método más acertado para cerrar los sacos de rafia es mediante costura. En Coplasem también ofrecemos máquinas cosedoras con hilo para cerrar este tipo de sacos o bolsas. En vez de llevar un cerrado térmico, los sacos de rafia son reforzados mediante la costura. Por otro lado, entre los productos de embalaje que ofertamos en Coplasem, disponemos de sacos de rafia con sistema de llenado de válvula. Además, fabricamos la boca de la válvula de llenado a la medida que se necesite. Si estás buscando un embalaje resistente y económico, los sacos de rafia son tus aliados. En Coplasem encontrarás todo tipo de embalajes para todas las necesidades.