Cinta adhesiva para cerrar tus embalajes de manera eficaz

cinta adhesiva embalajes coplasem

Se acercan las navidades y, como es tradición, se acerca también la hora de pensar en los regalos perfectos para nuestros seres queridos. En Coplasem, queremos resaltar la importancia de la cinta adhesiva. Y es que una vez tengamos el regalo, solo nos faltará envolverlo. Para lo que además del papel o la bolsa, necesitaremos la cinta adhesiva que mantenga el papel en su sitio. De este modo, queda evidenciado que a la hora de empaquetar o envolver, la cinta adhesiva ¡es imprescindible!

Este artículo de Coplasem encontrarás varios datos curiosos acerca de la banda adhesiva. Anímate a leerlo para descubrirlos.

Los orígenes de la cinta adhesiva

¿Te imaginas el mundo sin cinta adhesiva? Sin este maravilloso invento, nos sería imposible cerrar eficientemente cajas o cualquier tipo de envoltorio o embalaje. No podríamos, por ejemplo, recibir nuestras compras y pedidos en nuestra casa, como tan cómodamente acostumbramos a hacer.

Las tiritas

La cinta adhesiva tal y como la conocemos hoy en día, se inventó en Norte América al rededor del año 1930 y fueron las necesidades de sellar, cerrar, fijar o reparar, las que precisamente motivaron a Richard Drew a patentarla. La tira adhesiva, también tuvo su evolución. Su primer antecedente, estuvo relacionada con la medicina. En 1845, El doctor Horace Day inventó una cinta adhesiva que emplearía para fijar los vendajes. Sería más adelante, en 1921, cuando Earle Dickson inventaría las hoy llamadas ‘tiritas’.

 La cinta de carrocero

El siguiente paso en la evolución de la cinta adhesiva, fue gracias al sector automovilístico. En 1925 la industria automovilística, tenía la necesidad de pintas las carrocerías de los coches empleando dos colores. Para ello, era imperante que los dos colores estuvieran perfectamente delimitados por una línea precisa. Fue entonces, cuando el antes mencionado Richard Drew, inventó lo que en el presente conocemos como cinta de carrocero: una cinta que en vez de plástico, tenía papel en su reverso.

La cinta adhesiva

Un poco más tarde, en el año 1930, apareció por fin la cinta adhesiva. Este invento, pronto se convirtió en un objeto de uso cotidiano sin el que no se podría vivir: entró de lleno en distintas actividades industriales, en oficinas y centros escolares y sobre todo, en nuestros hogares. En 1937 la cinta llegó a Europa y ¡no hemos dejado de utilizarla!

Usos de la cinta adhesiva

Como todos sabemos, la cinta adhesiva sirve para cerrar, sellar, reparar, aislar, y un largo etc. Pero, no nos quedemos ahí. La cinta en la actualidad tiene usos infinitos. Según el tipo de cinta adhesiva que utilicemos, tendremos un abanico de posibilidades u otro.

Tira adhesiva transparente

Este tipo de cintas, se consideran cintas de uso general. Son muy fáciles de manipular y de cortar y pegar. Son excelentes para manualidades y artesanía, para pequeñas reparaciones, etc.

Cinta para embalaje

La cinta de embalaje, es un tipo de cinta que ofrece una gran resistencia. Esta cinta, es capaz de mantener los paquetes perfectamente cerrados e intactos durante cualquier viaje o envío.

Cinta decorativa

La última moda, es la cinta decorativa o las ‘Washi Tape’. La cinta Washi, son aquellas cintas adhesivas de igual formato que las transparentes, pero que están disponibles en casi cualquier color, textura o pattern que imagines. Gracias a las cintas Washi, podrás personalizar y realizar cualquier proyecto creativo y dotarlo con ese toque personal único. ¡El límite está en tu imaginación!

En Coplasem disponemos de cinta adhesiva de diferentes formatos de gran calidad. Si necesitas cinta adhesiva transparente, blanca, marrón o, prefieres personalizarla, no dudes en hacer tu pedido: ¡disponemos de stock para envíos inmediatos!

 

Esta entrada fue publicada en Embalajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *