Cómo embalar con plástico burbuja

Plástico de burbuja Coplasem

El plástico burbuja es un embalaje muy utilizado para empaquetar diversos objetos y documentos, ya que protege los productos de su interior incluso ante ralladuras y golpes. Este embalaje es polivalente, ya que lo podemos utilizar para empaquetar, desde pequeños objetos de vidrio, hasta grandes y pesados elementos de construcción.

 

Pese a que parezca fácil embalar con plástico burbuja, por lo general la mayoría de la gente no lo hace correctamente. De modo que, no se llega a sacar el máximo partido a las cualidades de protección que tiene este embalaje. En este artículo de Coplasem, os contaremos cómo embalar correctamente con plástico burbuja.

Tipos de plástico burbuja

Primeramente, está bien saber que existen diferentes tipos de plástico burbuja, dependiendo de las capas que tenga o material que lo componga. Teniendo en cuenta las dimensiones del producto que queramos embalar y el uso que le queramos dar, elegiremos uno u otro.

  • Simple

El plástico burbuja simple o de dos capas, es el más sencillo de fabricar. Esta formado por dos láminas de polietileno. La primera capa, atraviesa un cilindro agujereado que succiona la lámina con presión. La segunda capa es sellada con calor, creando de esta forma las burbujas de aire.

  • Cerrado

El plástico burbuja cerrado o de tres capas es mucho más resistente, ya que está compuesto por tres capas de polietileno. El proceso de fabricación es parecido que el del film burbuja simple o de dos capas. La única diferencia es la adición de una capa más de burbujas, lo cual dotará al embalaje de una resistencia mayor. De modo que, el de tres capas amortigua mejor los posibles golpes.

  • Laminados

Existen también plástico burbuja laminados de todo tipo de materiales. Entre otros, podemos encontrar los laminados de espuma, papel Kraft o metal.

Espuma o foam

El plástico burbuja laminado con espuma proporciona una doble protección. No deja marcas en superficies lacadas o en ambientes con humedad. Además, es más resistente a las ralladuras e impactos al estar reforzado con espuma.

Papel Kraft

También encontramos film burbuja mezclado con papel Kraft. Aumenta su resistencia, además de absorber la humedad y ocultar los productos de su interior, debido a su color opaco en tonos marrones.

Metal

En el caso del plástico burbuja laminado con metal, se puede decir que es de los más resistentes. Reforzado con metal, se convierte en un embalaje con una gran amortiguación ante los posibles golpes. Se utiliza para protege objetos realmente frágiles, voluminosos y pesados.

Embalar de forma correcta con plástico burbuja

Una vez ya mencionados los tipos de plástico burbuja que podemos encontrar, es hora de explicar cómo embalar adecuadamente con este material. La primera pregunta puede ser, ¿hacia que lado han de ir las burbujas? Hacia fuera, o protege mejor el producto si estas están hacia dentro? Si nunca te lo habías planteado, es un buen momento para hacerlo. Si utilizamos film burbuja de dos capas, sí tiene importancia el lado al que pongamos las burbujas a la hora de embalar un objeto.

La respuesta es que las burbujas han de estar hacía dentro. De esta forma protegerá nuestro producto ya que generara una especie de colchón anti-golpes. De lo contrario, si las burbujas están colocadas hacia fuera, lo más probable es que se pinchen.

 

En resumen, podemos decir que el plástico burbuja es un embalaje perfecto para proteger, desde los productos más pequeños hasta los más grandes, de cualquier golpe o rasguño. En Coplasem disponemos de film burbuja de diferentes anchos, y materiales (como el de papel Kraft o espuma). También ofrecemos bolsas confeccionadas a la medida de tus necesidades.

Esta entrada fue publicada en Embalajes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *