Cómo reciclar los sacos de rafia

Saco de rafia Coplasem

De entre todos los tipos de sacos, los sacos de rafia son sin duda de los más resistentes. De modo, que si estás buscando algún tipo de bolsa o embalaje de gran capacidad y que además sea resistente y seguro, los sacos de rafia son sin duda lo que estabas buscando. Además, en este artículo de Coplasem aprenderás cómo reutilizarlos y darles una segunda vida.

¿Qué es la rafia?

Antes de ponernos a hablar sobre cómo reciclar los sacos de rafia, creemos importante explicar qué es exactamente la rafia y cuáles son sus propiedades. La rafia es un tipo de hilo de fibra natural o sintética, que se obtiene de una planta que proviene de África. Se obtiene a partir de la extrusión (moldeado y aplanado) de esta planta o en caso de tratarse de la versión sintética, de las poliolefinas: mezcla de polietileno y polipropileno. Es considerado un material muy resistente, grueso y flexible y gracias a sus propiedades es un idóneo para la industria textil, la fabricación de sacos, tapices y demás objetos de decoración.

Los sacos de rafia

Los sacos de rafia o sacos de polipropileno, al estar confeccionados de este fuerte material, son sacos de una gran resistencia. El sellado de estos sacos de rafia se hace a partir de una costura reforzada de hilo lo que le proporciona un alto grado de hermetismo. Además en Coplasem te ofrecemos varias opciones o posibilidades para poder tener tus sacos de rafia a medida: podrás elegir si deseas añadirles un laminado interior o una bolsa interior de polietileno que los protejan de fugas e incluso podrás añadir a tus sacos un sistema de llenado por válvula.

¿Cómo podemos reciclar los sacos de rafia?

Como habrás podido comprobar la rafia es un material completamente resistente y versátil. Pero lo mejor es que podrás reciclar tus sacos de rafia convirtiéndolos en cualquier cosa. ¿Estás preparado para las maravillosas ideas que encontrarás a continuación?

  • Cestos de rafia

Uno de los clásicos en cuanto a manualidades con rafia o fibras naturales, son sin duda los cestos. Y, porqué no utilizar nuestro saco de rafia para darle una segunda vida a modo de elemento de almacenaje. Estas cestas son realmente útiles, ya que podremos guardar objetos de todo tipo en su interior: alimentos, joyas, toallas, etc. Además, nos servirán como elemento decorativo. Podemos dejarlas en su color natural, o bien añadirle color, ¡a tu gusto!

  • Bolsos o bolsas de rafia

Otro uso clásico de la rafia consta en la realización de bolsas o bolsos partiendo de nuestro saco de rafia. Primero, elegiremos una plantilla con la forma y tamaño que queremos que tenga nuestra bolsa o bolso. Después solo tendremos que cortar el trozo de rafia siguiendo la plantilla, coserlo, y añadir los elementos que queramos: asa, abalorios, hilos de colores, etc.

  • Elementos decorativos con rafia

La rafia, es un material perfecto para crear tus propios elementos decorativos. Entre otros, podemos fabricar adornos para distintas celebraciones. Por ejemplo, en Navidad, combinando la rafia con elementos de la naturaleza como hojas, flores, etc., crearemos guirnaldas o coronas navideñas perfectas para decorar nuestro hogar en esta época. Otra posibilidad de este material, por ejemplo, es decorar portavelas o centros de mesa, de esta forma aportando a estos elementos un aspecto más artesanal. Utilizando la rafia como un lazo decorativo y combinada con algún color, obtendremos ese toque natural.

 

Como ves, los sacos de rafia pueden tener infinitas vidas: son de lo más versátil. Así que no te pierdas todos los tipos de sacos de rafia que te ofrecemos en Coplasem ¡Hazlos a tu medida! Visita nuestra tienda online y haz tu pedido.

Esta entrada fue publicada en Bolsas, Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *