Diferentes usos de las bolsas autocierre

Bolsa autocierre Coplasem

Las bolsas autocierre, o bolsas zip, son un tipo de embalaje que sirve para múltiples tipos de productos. Están compuestas de plástico y se cierran a presión, por lo que son perfectas para conservar incluso productos comestibles o líquidos.

Además de para almacenar alimentos, otro uso que las bolsas autocierre pueden adoptar es el de conservar medicamentos. De hecho se suelen utilizar en hospitales o residencias, porque conservan en perfecto estado su contenido además de fomentar el orden y la organización. También encontramos bolsas zip para toma de muestras, en comedores escolares, hospitales o incluso en el sector de la alimentación. Las bolsas autocierre son también un elemento optimo de embalaje para productos de ferretería.

Usos extra de las bolsas autocierre

Además de los usos mencionados previamente, estas bolsas nos sirven para muchas otras funciones, puesto que pueden ser reutilizadas.

  • Transportar líquidos en el aeropuerto

Debido a la legislación internacional, en el caso del equipaje de mano es obligatorio introducir los líquidos como gel de baño, champú, cremas, etc. en frascos de 100 ml., y estos dentro de una bolsa de plástico. Es por eso que las bolsas autocierre nos sirven para trasportar los envases de 100 ml. en el avión.

  • Congelar líquidos

Como hemos mencionado previamente, al disponer de cierre hermético, estas bolsas nos permiten introducir líquidos en su interior y transportarlos o congelarlos. No mojarán el entorno, y es una buena idea para ganar espacio en el congelador. De esta forma, no tendremos que utilizar tuppers. De hecho, podemos incluso congelar cualquier alimento, no solo líquidos: carne, pescado, etc. Además, aísla perfectamente los productos, evitando así la humedad. De esta forma se aumentará la durabilidad del producto congelado.

  • Proteger el móvil o la tablet

Las bolsas de autocierre son una opción de transportar nuestro móvil o tablet evitando que pueda mojarse: cuando vamos al monte, a la playa, etc.

  • Transportar alimentos

Debido a las propiedades antihumedad de las bolsas autocierre, estas son un embalaje optimo para transportar alimentos de todo tipo. Por eso es una buena opción para llevar parte de nuestra comida al trabajo, o el bocadillo de nuestros hijos.

  • Machacar galletas

Las bolsas zip son un elemento de gran ayuda en la cocina. Por ejemplo, son de gran utilidad si queremos machacar galletas o cualquier otro alimento. Utilizando una bolsa autocierre podemos evitar el manchar en exceso.

  • Fines de organización

Otra idea para dar una segunda vida a las bolsas autocierre, es utilizarlas con fines de organización. Estas son muy útiles para guardar  documentos, pequeños objetos, ¡lo que se te ocurra!

 

En Coplasem ofrecemos bolsas autocierre estándar, las cuales son enviadas en paquetes de 1000 unidades. Si lo prefieres, también disponemos de bolsas autocierre personalizables: elige el tamaño y color que necesites para tu negocio.

Esta entrada fue publicada en Bolsas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *