¿Qué son las bolsas compostables y para qué se utilizan?

Bolsa compostable Coplasem

Las bolsas compostables biodegradables, son bolsas fabricadas con material totalmente orgánico: el bioplástico. Este material se puede convertir en compost o abono orgánico en plantas de compostaje industrial en un periodo de tan solo 3 meses. Por otro lado, siempre y cuando las bolsas estén mezcladas con productos únicamente orgánicos y en el contenedor adecuado, estos desechos no dejarán residuos en el medio ambiente. Es por eso que las bolsas compostables favorecen el desarrollo sostenible.

Composición de las bolsas compostables

Como hemos mencionado previamente, este tipo de bolsas están compuestas por bioplástico. Este material está derivado de productos vegetales (como por ejemplo almidón de maíz, aceite de soja o fécula de patata). Además, los polímeros con los que son fabricados los polietilienos de las bolsas de plástico convencionales, son sustituidos en el caso de las bolsas compostables; se utilizan recursos naturales de origen vegetal. De esta forma se consigue que la materia prima de la bolsa no sea el petróleo, si no productos vegetales renovables.

Propiedades de las bolsas compostables

Las propiedades de las bolsas compostables biodegradables son exactamente las mismas que las de las bolsas de plástico. Ambas disponen de la misma flexibilidad y son altamente resistentes. No obstante, para que las bolsas de bioplástico mantengan todas sus propiedades intactas, han de estar almacenadas en lugares secos. Estas bolsas se mantienen en perfecto estado durante 6 meses.

¿Para que se utilizan?

Las bolsas compostables tienen como función ser implementadas en el comercio para reducir el uso de las bolsas de plástico. Su uso es similar a las bolsas convencionales, ya que pueden contener productos orgánicos. No obstante, las bolsas compostables cumplen las características necesarias para ser definidas como biodegradables y compostables según la norma europea EN 13432.

¿Dónde reciclarlas?

Es importante no mezclar el bioplástico con basura “normal”. En ese caso, la bolsa de plástico compostable no se degradaría y generaría los mismos impactos negativos en el medio ambiente que el plástico. Existen contenedores especiales para residuos únicamente orgánicos, que son los que se pueden convertir en compost o abono orgánico. Hoy en día es difícil encontrar este tipo de contenedores. Actualmente tan solo constituyen un 10% de contenedores existentes en España. No obstante, si resides en Bizkaia, encontrarás contenedores destinados a este tipo de residuos, los cuales son de color marrón. Para su correcto reciclaje, lo ideal sería introducir basura orgánica en el interior de la bolsa compostable, y finalmente insertar la bolsa en el previamente mencionado contenedor marrón.

 

Si estás buscando bolsas compostables a medida y personalizadas, no dudes en consultarnos. La tinta que utilizamos es natural, por lo que la bolsa seguirá siendo respetuosa con el medio ambiente. Además, en Coplasem disponemos de una gran gama de productos para distintas necesidades de embalaje.

Esta entrada fue publicada en Bolsas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *