Tipos de film de embalaje: retráctil, estirable, macroperforado

El film de embalaje es un elemento imprescindible a la hora de embalar mercancías, sobre todo en el caso de las más pesadas. Gracias a esta película o plástico, se reforzará el packaging de cualquier producto, asegurando su óptima conservación.

Existen diversos tipos de film de embalaje dependiendo de qué tipo de producto queramos embalar. No es lo mismo embalar alimentos, o plantas, por ejemplo, que muebles. Las necesidades de conservación de cada producto son distintas.

Tipos de film de embalaje

Como hemos mencionado antes, dependiendo del tipo de producto que queramos embalar, necesitaremos un tipo de film de embalaje distinto. A continuación os explicaremos las características del film estirable, el retráctil y el macroperforado.

Film estirable

Este tipo de film de embalaje se usa mayormente para proteger los pallets y mercancías, además de para su inmovilización. Existe film estirable, también conocido como «stretch film», de múltiples grosores, colores y formatos, tanto como para uso manual, como para instalaciones automáticas. Al estar compuesto de finas láminas de plástico de polietileno, se trata de un material de gran elasticidad. Es por eso que es un embalaje perfecto para diferentes usos en almacenes.

Film retráctil

El film retráctil se utiliza para proteger la mercancía sobre los palets, cajas, etc. Su peculiaridad consiste en que se encoge o retrae mediante calor (aire o llama), de forma que queda perfectamente sellado. Es por su sencillez y la gran seguridad que aporta, que su uso es muy extendido. Además de en formato film, también se fabrica en semi-tubo y fundas retráctiles.

Film macroperforado

Son las perforaciones de este film de embalaje las que le dan el nombre, ya que consiste en una estructura tipo red. Es por ello que se convierte en un embalaje perfecto para productos como alimentos y plantas o flores, los cuales necesitan el acceso de oxígeno para su conservación. Los productos paletados en caliente, o refrigerados también han de ser embalados con este tipo de film. Los productos llegarán a su destino frescos y en perfectas condiciones.

Beneficios del film de embalaje

El uso de film de embalaje trae consigo múltiples ventajas.

  • Para comenzar, protege la mercancía de polvo o suciedad, por lo que los productos no se mancharán.
  • Todos los tipos de film de embalaje son transparentes, por lo que la mercancía es fácil de identificar. Esto fomenta la agilidad de trabajo.
  • Al ser una segunda capa de embalaje, el film protegerá las partes frágiles, minimizando posibles golpes o incidencias durante el transporte.

En Coplasem ofrecemos todo tipo de film de embalaje. Por lo que si necesitas este o cualquier otro tipo de embalaje, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Buscando siempre ofrecer un servicio personalizado e inmediato, disponemos de una amplia experiencia en el sector.

Esta entrada fue publicada en Embalajes, Film estirable y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *